El programa Terapia de la Risa del Hospital de Chancay Dr. Hidalgo Atoche López, celebra su 15 aniversario, a lo largo de estos años sus integrantes han logrado ganarse el cariño de los usuarios, siendo reconocidas a nivel nacional por la importe labor que desempeñan en el proceso de recuperación de la salud.

Este programa se inició el 26 de setiembre del 2002 como parte de una estrategia de salud mental que buscaba usar el humor (risas) para ayudar a aliviar el dolor, la tensión y mejorar la sensación de bienestar de los pacientes, obteniendo resultados positivos. Esta labor ha sido reconocida por el Ministerio de Salud, que en diversas oportunidades ha invitado a las integrantes de la terapia de la risa a participar de sus eventos organizados en Lima.

A lo largo de estos años diversos personajes han formado parte del programa terapia de la risa, la Doctora JAJAJA, (Sra. Consuelo Kajat), Doctora JIJIJI (Sra. Imelda Castillo), Doctora Pelusita (Sra. Rosa Miranda), Doctora Antojitos (Sra. Carmen Flores), y actualmente la Doctora Bomboncito (Sra. Margarita Espinoza), quienes se han robado el cariño de los pacientes y familiares que acuden al hospital.

Cabe mencionar que el Hospital de Chancay es la única institución de salud a nivel nacional que cuenta con este programa en forma perenne, ya que sus integrantes son trabajadores estables.

Las vestimentas coloridas y demás implementos que utilizan las doctoras de la risa producen emociones en los pacientes, en especial en lo niños desencadenando sonrisas, las cuales generan las hormonas de la felicidad produciendo un estado de bienestar.

Beneficios de la risa:

Una sola carcajada es capaz de afectar los niveles físicos, mentales y emocionales de las personas, ya que ayuda a segregar hormonas compuestas de serotonina, dopamina y endorfinas, las cuales bloquean la sensación de dolor.

En este proceso trabajan más de 100 músculos, mejorando la circulación de la sangre, que se hace mucho más fluida. El sistema digestivo funciona correctamente, las defensas se fortalecen y por consiguiente las personas terminan sintiéndose mejor y con mayor fuerza.

Por eso la risa termina convirtiéndose en un tratamiento efectivo para controlar enfermedades que involucran el sistema inmunológico.

Por lalupa