Tras confirmarse un primer caso de COVID 19 entre uno de sus trabajadores de su planta de conservas, la empresa pesquera Hayduk confirmó esta mañana, que las pruebas adicionales practicadas a personas que tuvieron contacto con el primer paciente, resultaron positivos.

Por esa razón, es que la planta de conservas no fue reabierta el último lunes como se tenía previsto, sino que se mantendrá cerrada hasta que se tenga una información completa del resultado de todas las pruebas realizadas, previa fumigación a sus instalaciones.

La noticia fue corroborada por José Arriola, gerente general de Pesquera Hayduk, quien ha considerado que el cierre de la planta es la decisión correcta en esta coyuntura de contagiados.

Mientras tanto, los funcionarios de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) continúan presionando para que el gobierno autorice el inicio de la primera temporada de pesca de anchoveta con fines industriales, con el grave riesgo de contagio entre los pescadores.

Por lalupa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.