El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) reconoció a siete científicos, ingenieros, empresarios y activistas de todo el mundo como Jóvenes Campeones de la Tierra 2020. Por América Latina y el Caribe el ganador fue el peruano Max Hidalgo Quinto (30 años), fundador de Yawa, proyecto que busca generar agua potable mediante una tecnología sostenible.

Este emprendimiento consiste en construir turbinas eólicas portátiles capaces de recolectar hasta 300 litros de agua al día a partir de la humedad y la neblina atmosféricas. La tecnología puede ayudar a comunidades afectadas por sequías y cambios en los patrones de lluvia.

Esta innovadora propuesta obtuvo el primer lugar en el concurso Una idea para cambiar la historia, promovido por History Channel en el año 2017.

Aquella vez, Max Hidalgo, declaró a la Agencia Andina que el Perú es un país de inventores, una cuna de inventores y que hay bastante potencial que se debe aprovechar.

“Son muchas las culturas de nuestro país que tenían avances tecnológicos apreciados hasta nuestros días y nosotros, al igual que ellos, también, realizamos nuestra experiencia a través de la observación de la naturaleza”, sostuvo Max Hidalgo Quinto, líder de Yawa.

Además, el inventor peruano agregó que su proyecto posee un diseño práctico y de fácil ensamblaje, cuyo tratamiento del agua se realiza in situ con la ayuda de filtros purificadores. Para su funcionamiento no utiliza energía eléctrica ni baterías.
El año pasado, el biólogo sanmarquino Hidalgo también logró el primer premio General de Diseños Industriales en el Concurso Nacional de Invenciones y Diseños Industriales, organizado por el Indecopi, en el cual presentó un generador de energía eólica que imita la apariencia de una flor, la cual puede implementarse en parques, paraderos, viviendas para hacer posible el uso de energía eléctrica libre.

Por lalupa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.