El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo hoy que no cabe duda de que la orden de permanecer en casa y otras medidas de distanciamiento social han inhibido exitosamente la transmisión del coronavirus en muchos países.

Pero el jefe de la OMS remarcó que el virus sigue siendo “extremadamente peligroso” y que las primeras evidencias apuntan a que la mayoría de la población mundial sigue siendo susceptible.
“Esto significa que la epidemia podría resurgir con facilidad”, advirtió el jefe de la OMS durante una conferencia de prensa virtual desde Ginebra.
De acuerdo con el jefe de la OMS, uno de los mayores peligros que el mundo enfrenta ahora es la autocomplacencia porque las personas en los países con órdenes de permanecer en casa se encuentran “comprensiblemente frustradas” por estar confinadas en sus casas durante semanas.
Nueva normalidad
Tras afirmar que el mundo no puede regresar ni regresará a lo que las cosas solían ser, sostuvo a los reporteros que debe haber una “nueva normalidad”, un mundo más sano, más seguro y mejor preparado.
El jefe de la OMS enfatizó que las medidas de salud pública que la OMS ha estado defendiendo desde el inicio de la pandemia deben seguir siendo el eje de la respuesta en todos los países: detectar, aislar, examinar y cuidar todos los casos y rastrear y poner en cuarentena a todos los contactos.
“Los países que no hagan estas cosas básicas de forma consistente verán más casos y perderán más vidas”, advirtió el jefe de la OMS.

Se declaró emergencia mundial “en el momento oportuno”

 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al covid-19 como una emergencia mundial, el máximo nivel de alerta, en el momento oportuno, afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus.
“En retrospectiva considero que declaramos la emergencia en el momento oportuno, cuando el resto del mundo tuvo tiempo suficiente para responder”, indicó.
El  30 de enero, el jefe de la OMS declaró el brote como emergencia de salud pública de importancia internacional, lo que transmitió al mundo el más alto nivel de alarma.
“Esto fue hace más de dos meses con 21 días, ya casi tres meses”, cuando “solo había 82 casos y ningún deceso” fuera de China, recordó.
En ese momento, lo que se reportó en Europa fueron 10 casos (cinco en Francia, uno en Finlandia y cuatro en Alemania) y no se había reportado ningún caso en Africa, agregó, lo que indica que era posible cortar las cadenas de transmisión.
“No es solo un director general el que simplemente llega y declara una emergencia mundial”, refirió el jefe de la OMS. “Tenemos expertos que representan a todo el mundo, se reúnen y discuten”.
La declaración de la emergencia de salud pública de importancia internacional se produjo después de una reunión a puerta cerrada del Comité de Emergencias ese mismo día, cuando los expertos en  salud de todo el mundo estuvieron convencidos y llegaron al consenso de que los criterios para la emergencia mundial se habían cumplido.
“Y ese consenso condujo a una declaración de la emergencia mundial de la OMS que yo mismo anuncié”, concluyó el jefe de la OMS.
Fuente: Andina

Por lalupa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.