El Gobierno Regional de Lima expresa sus condolencias a los familiares de los pasajeros que perdieron la vida en la tragedia de la carretera Panamericana Norte, a la altura de la Curva del Diablo en el serpentín de Pasamayo.

El penoso suceso tuvo lugar cuando el ómnibus interprovincial de la empresa de transportes San Martín de Porres que se dirigía de Huacho hacia Lima se precipitó al abismo, dejando como saldo trágico decenas de muertos y un gran número de heridos.

La entidad regional que dirige el gobernador Nelson Chui Mejía expresa sus sentidas condolencias a los deudos por la irreparable pérdida, habiéndose dispuesto declarar duelo regional laborable y el consiguiente izamiento del Pabellón Nacional a media asta en las entidades del sector público de la región Lima.

Estos sucesos han enlutado a numerosas familias y conmovido a la población de nuestra jurisdicción apenas iniciado el nuevo año 2018.

Por lalupa