Esta mañana el alcalde de Aucallama, Pedro Salguero Dulanto inspeccionó la zona conocida como La Manchuria, donde hace algunos días el río Chancay desbordó y perjudicó aproximadamente 200 hectáreas de terreno.

De acuerdo a información proporcionada por la autoridad municipal, se conoce que en el lugar redoblan esfuerzos en los trabajos de prevención, descolmatando el cauce del río y ubicando rocas de gran dimensión en los puntos críticos.

Para esta tarea la municipalidad de Aucallama, la Junta de Usuarios del Valle de Chancay Huaral y el Gobierno Regional de Lima han dispuesto maquinaria pesada. Un cargador frontal, tractor oruga y una retroexcavadora, de la mano de sus operarios aseguran que el trabajo pueda avanzar y dar seguridad a quienes tiene plantaciones en la zona.

Los agricultores y pobladores de La Manchuria agradecieron el trabajo conjunto de las instituciones, resaltando la gestión del alcalde Pedro Salguero, quien sigue de cerca los trabajos que se ejecutan.

Por lalupa