A mitad de calle, descalzo y llorando de manera desconsolada, así fue encontrado el hijo de tres años de Mary Luz Zavaleta Choque (28), la mujer estrangulada por su conviviente, Kennedy Elwin Vargas Ccosi, en El Agustino. Luego de cometer el crimen, el sujeto se llevó al menor y lo abandonó la madrugada de ayer en Jesús María.

“¡Mamá, mamá!”, repetía una y otra vez el pequeño que deambulaba por la cuadra 12 de la avenida Horacio Urteaga. Un transeúnte identificado como Julio Zapata conversaba con otra persona, a bordo de su moto, cuando divisa al pequeño. Asustado, quizás, por los peligros de la calle, el niño al verlo corrió con más fuerza hacia él.

Alertados por el hallazgo, personal de la comisaría de Jesús María efectúa las consultas que corresponden y confirman que es el pequeño del caso de El Agustino. Las cámaras de seguridad de la jurisdicción confirmaron la versión del testigo y captaron, además, a un misterioso taxi blanco del que habrían ejecutado el abandono.

El pequeño estaba vestido tal como salió de los condominios junto a su padre. Sin embargo, no tenía sus zapatillas. “Estaba andando con medias. A primera vista parece no tener rasgos de violencia. Pasará el médico legista”, agregó el jefe de la Región Policial Lima, general Mario Arata.

Soraida Choque, madre de la víctima, llegó a la dependencia para encontrarse con su nieto. “Pido justicia, mi hija era la que trabajaba en la casa. Él solo cuidaba a los niños. En Juliaca ella lo denunció por violencia. Yo me haré cargo de mis dos nietos, pido a las autoridades que me ayuden a llevar los restos de Mary a Juliaca”, exclamó.

Fuente: exitosanoticias

Por lalupa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.