¿Por qué razón NO debes entregar tu DNI físico cuando solicitas boleta electrónica? 

Spread the love

La digitalización de los servicios ha simplificado muchos procesos administrativos en nuestras actividades diarias. No obstante, esta evolución también ha introducido nuevos desafíos en cuanto a la seguridad y protección de datos personales. Un caso específico es el de las boletas electrónicas, documentos emitidos por restaurantes y hoteles a sus clientes. Aunque es frecuente que se solicite el DNI físico al pedir una boleta electrónica, esta práctica puede ser riesgosa y aquí te explicamos por qué.

La Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales (ANPD) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) recomienda enfáticamente no entregar tu DNI físico al solicitar una boleta electrónica. A continuación profundizaremos en las razones detrás de esta recomendación y exploraremos las mejores prácticas para mantener tus datos seguros al interactuar con establecimientos que emiten boletas electrónicas.

¿por NO debes entregar tu DNI físico cuando pidas boleta electrónica?
La principal razón para no entregar tu DNI físico al solicitar una boleta electrónica radica en la protección de tus datos personales. El DNI contiene información muy sensible que puede ser utilizada indebidamente si cae en manos equivocadas. La Autoridad Nacional de Protección de Datos Personales (ANPD) enfatiza que compartir tu DNI físico puede exponerte a riesgos innecesarios.

En lugar de entregar tu documento, es suficiente con proporcionar tu número de DNI y tu nombre completo para que se registren correctamente en la boleta electrónica. Esta práctica protege tu información personal mientras cumples con los requisitos legales.

Estos son los negocios que emiten boleta electrónica
La emisión de boletas electrónicas se ha convertido en una práctica común en ciertos sectores, especialmente en bares, restaurantes y hoteles. Estos establecimientos pueden adoptar sistemas de facturación electrónica para simplificar el proceso de emisión de comprobantes.

Es fácil identificar los negocios que ofrecen boletas electrónicas, ya que suelen tener avisos visibles que indican: «Aquí entregan boleta de venta electrónica». Esta señalización no solo facilita la identificación de estos establecimientos, sino que también promueve la transparencia y confianza entre el cliente y el negocio.

¿Qué consumos pueden deducir el impuesto a la renta?
La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) permite a los trabajadores, tanto independientes como en planilla, deducir el impuesto a la renta por ciertos consumos. Específicamente, aquellos con ingresos mayores a 7 UIT (S/34.650) pueden beneficiarse de esta deducción.

Los consumos en restaurantes, bares y hoteles son elegibles para esta deducción, siempre que se realicen en establecimientos formales que emitan boletas electrónicas. Al proporcionar tu número de DNI y tu nombre completo al momento de la compra, no solo cumples con la normativa, sino que también te aseguras de que tus gastos se registren correctamente para futuras deducciones fiscales.

Boleta electrónica: ¿qué es?
La boleta electrónica es una versión digital de las boletas físicas tradicionales. Este documento, generado a través del sistema de facturación electrónica de la Sunat, permite a los contribuyentes mantener un registro detallado de sus ventas y a los consumidores obtener un comprobante válido de sus compras o servicios adquiridos.

Las boletas electrónicas ofrecen numerosas ventajas, como la facilidad de acceso y almacenamiento, además de contribuir a la reducción del uso de papel. Para consultar tus boletas electrónicas, puedes acceder al sitio web de la Sunat (www.sunat.gob.pe), ingresar a «Operaciones en Línea (SOL)», seleccionar «Mis trámites y consultas» e introducir tu número de DNI o RUC junto con tu contraseña para iniciar sesión.

¿Cuáles son las funciones de la Sunat?
La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) es la entidad gubernamental encargada de la administración tributaria. Cobra impuestos nacionales, tales como el Impuesto a la Renta, el Impuesto General a las Ventas (IGV), y otros tributos especiales.

Fuente: La República

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *