Programa de recompensas muestra efectividad contra delincuencia