¿Quién los entiende? políticos que no ganaron y oportunistas que criticaron a Javier Alvarado se unen en segunda vuelta a la postulación del candidato prófugo.

De ácidos críticos a la corrupción enquistada en nuestro país, hoy convertidos en ciegos y sordos convenidos. Si les preguntas por el prófugo juez César Hinostroza lo destrozan en comentarios, pero si les preguntas por Javier Alvarado, que no sólo está prófugo, sino tiene sentencia en dos instancias del poder judicial con mandato de recluirlo en un penal por seis años y pago de reparación civil de manera solidaria con otros implicados, por un monto de aproximadamente 5 millones de soles, callan en todos los sentidos.

Ahora nos venden la idea que conformarán el mejor equipo técnico para ganar las elecciones con Patria Joven, pero en muchos de ellos se evidencia que lo único que les importa es la repartija de puestos en el gobierno regional o ser favorecidos de alguna manera.

Los equipos técnicos son importantes, pero cuando no están al mando de un líder que directamente esté dirigiendo las acciones que encaminen nuestra región al desarrollo que deseamos, aparecen de manera diseminada y con propios criterios los que ahora manifiestan; nosotros haremos lo que Javier propone en el gobierno regional de Lima, pero cada uno tiene su propio pensamiento y propuesta de como ejecutarlos.

En las elecciones de segunda vuelta, cuando usted vaya a las urnas encontrará los símbolos y rostros de los candidatos que oficialmente están en esta contienda, entonces tendrá que elegir entre Ricardo Chavarría de Fuerza Regional o Javier Alvarado de Patria Joven.

De ganar Javier Alvarado, no podrá asumir su mandato por las sentencias que tiene y el pedido de prisión por seis años, sólo entonces su candidato a vicegobernador podrá asumir, el mandato de la región, nada más que si usted apoya a Patria Joven, cuando vaya a votar no le dará su voto a Konja, sino a Alvarado, que no podrá gobernar, una manera engañosa de seguir manteniendo viva la esperanza que los simpatizantes de la ex autoridad, prófugo de la justicia, puedan votar por el movimiento toril.

De nosotros depende. Si actuamos coherentemente, no puede ser que critiquemos los actos corruptos de jueces, magistrados, políticos y todo lo que se observa a través de medios nacionales y cuando nos toca, sencillamente o de manera desinformada vayamos a las urnas a marcar el rostro de alguien que no gobernará la región, por estar requerido por la justicia de nuestro país.

También te podría gustar...