Puquiales secos, pozos que se empiezan a secar en la costa y lagunas con alarmantes niveles de agua en el sistema Puajanca.

¿Las lagunas se empiezan a secar o sólo cada vez tienen menos agua? ¿Cuál es la real dimensión del problema? Son aristas, sobre las cuales muchos no pensamos a diario, sólo nos preocupamos en vivir. ¿Pero la vida sin agua es posible? Buena interrogante. Es entonces cuando someramente decimos; debemos hacer algo al respecto.

Las lagunas son consideradas esas grandes reservas de agua que necesitamos los seres humanos, muchos no las vemos, ni siquiera nos importa dónde están. Cuando, nos falta el líquido vital, únicamente exigimos que no debe faltar.

En otro escenario, coyunturalmente los gobiernos central y regional, han destacado que el tan apreciado recurso hídrico en la zona altoandina de la provincia de Huaral, genera un gran porcentaje de la energía eléctrica para el país, pero es alarmante ver cómo ha descendido el nivel de almacenamiento de las lagunas, cuyo caudal mueve las turbinas, que generan desarrollo.

Puquiales secos, ojos de agua le dicen otros; en la sierra, van desapareciendo, mientras hablamos de la siembra de agua. En la costa, los pozos se tienen que hacer con más profundidad. 20 ó 30 metros para encontrar la capa freática, no garantiza nada. Hoy, se recomienda que sobre todo las empresas de agua en las zonas costeras deban pensar en pozos tubulares de 80 a 90 de profundidad, de lo contrario la continuidad del servicio para sus usuarios se verá mermada.

Hemos ingresado a los primeros días del mes de diciembre de 2016. En algunas partes de la sierra peruana ya ha empezado a caer las primeras gotas de lluvia, mas espera una frecuencia que permita que se pueda almacenar agua, con la finalidad de garantizar las reservas para todo el 2017.

Durante este tiempo la condicional sigue siendo, “sí pronto no empieza a llover, las alarmas empezarán a marcar indicadores en rojo que nos pondrán en una coyuntura difícil. Pero sí llueve debemos almacenar toda la cantidad de agua que sea posible”, manifiestan los entendidos en el manejo del recurso hídrico.

¿Estamos preparados para enfrentar el problema? ¿Cuántas represas de gran dimensión que podrían marcar la diferencia, se han proyectado? Para no tener que pasar dificultades.

Sabemos de los esfuerzos para mejorar el almacenamiento de agua, que hace el Gobierno Regional de Lima, con intervención de la Junta se Usuarios del Valle de Chancay – Huaral y otras instituciones; sin embargo, nos preguntamos sí lo que se hace ahora es suficiente para enfrentar el futuro y la probable escasez de agua.

A continuación, compartimos un artículo y fotos del portal lamula.pe, donde se hace una breve referencia del estado de las lagunas de la zona altoandina de la provincia de Huaral, en base a una visita interinstitucional con fecha 25 de noviembre.

AUTORIDADES DEL AGUA DE HUARAL VISITAN NUESTRAS LAGUNAS ALTOANDINAS

El Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Chancay – Huaral, la Administración Local del Agua Chancay – Huaral y la Junta de Usuarios del Sector Hidráulico Chancay – Huaral, realizaron una visita de inspección a laguna Chungar y las lagunas del Sistema Puajanca, el día 25 de noviembre de 2016, para verificar el estado real de las lagunas y analizar la disponibilidad hídrica de la cuenca.

La visita permitió constatar que las lagunas del sistema Puajanca ya no tienen volumen disponible, solo cuentan con su volumen “muerto”.

Siendo esto una de las causales de la escasez de agua para el consumo humano y la agricultura.

07f444d3-8a73-498a-b5df-c37bb2332108

9e4081f6-a1b8-489e-a086-1eec5fdfac46

825dc4f4-59fe-4c17-b9b1-1cf9367759ee

c32d2321-9189-497e-ae55-588d51cf8e33

c301a242-bc11-4ff0-97a6-d434ac55a3ad

c40839ac-2f89-4aba-ab6e-b5897850df71

d2b6d6fa1e5759d805e9e7eb29aea7f6

e7f33e60-7734-492e-83f7-aef7d6be8022

lagunas-huaral

También te podría gustar...