Odebrecht guarda el registro de pagos y correos entre Lima y Brasil

Nuevos hechos. Barata detalló qué pruebas existen sobre aportes a campañas políticas en Perú. Ex ejecutivo declarará nuevamente, esta vez por actos de corrupción. Fiscales peruanos y brasileños coordinan la reunión que sería en abril.

El concierto de Jorge Henrique Simões Barata no termina, proseguirá en breve. Prepárese para nuevas revelaciones. Barata seguirá hablando sobre diversos hechos ocurridos en el Perú, que conmocionarán a nuestros líderes políticos. Es cuestión de esperar un poco, algunas semanas más.

Las fiscalías peruana y brasileña y los abogados del ex superintendente de Odebrecht ya están coordinando la fecha para un próximo encuentro con el ejecutivo brasileño. Será nuevamente en la ciudad de Sao Paulo y en español, si ningún político se entromete.

Aunque ha trascendido que esta declaración se podría dar este mismo mes de marzo, lo más probable es que se produzca en abril. Previamente se tienen que cumplir ciertos requisitos y los fiscales peruanos esperan cierta información para desarrollar un interrogatorio minucioso y lo más detallista posible.

Jorge Barata ya declaró todo lo que sabe sobre campañas políticas en el Perú. Sobre este tema, relativo al delito de lavado de activos, ya se dijo todo y ya no hay más nada que añadir, salvo precisar algunos detalles.

El ex superintendente de Odebrecht ha relatado todos los hechos, sin guardarse nada, a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez sobre el tema de lavado de activos, ahora viene un nuevo capítulo con los casos de corrupción, reveló su abogado Carlos Kauffmann en diálogo con La República.

Enfatizó que en el tema de aportes a campaña ya dijo todo. No hay nada nuevo. Tal vez algunos detalles de cómo fueron las entregas de dinero, pero ya nada novedoso. Diferente, dijo, es en los casos de corrupción.

“No te puedo contar nada. No te alegres, entiendo tu curiosidad. (Ríe). Eso está en reserva por la misma necesidad de la investigación. Aquí en Brasil se respeta el sigilo. No puedo dar detalles de los hechos que están siendo investigados. Hay que esperar”, subrayó, adelantándose a cualquier pregunta pidiéndole que adelante qué hechos todavía guarda su defendido.

Kauffmann señaló que estos casos forman parte de la colaboración eficaz que Barata está trabajando con el fiscal supraprovincial Hamilton Castro y el Equipo Especial del Ministerio Público peruano, para el caso Lava Jato.

Entre ellos, también hay temas relacionados con aportes de campaña, pero vinculados con actos de corrupción, sobre los que el fiscal Pérez Gómez no pudo preguntar, porque son hechos distintos.

Afirmó que Barata está relatando los sucesos que ocurrieron en el Perú con la intención de evitar que eso suceda de nuevo, para que no continúe más este ambiente ruin de dinero no contabilizado, de pagos indebidos, todo eso tiene que acabar.

“Él siente la necesidad de poder ayudar, de poder pasar todo esto a limpio, para evitar que nuevos hechos se vuelvan a repetir. Es consciente de que está cumpliendo un deber, no solo jurídico, sino moral. Ese es el objetivo del colaborador y de la empresa”, manifestó Kauffman.

El abogado expresó que para que se den las declaraciones es necesario que se mantenga un ambiente de colaboración, de cooperación internacional. “Él va a declarar siempre”, anotó.

Hay pruebas

De todo lo que habla Barata hay pruebas. No se trata solo de su versión. El ejecutivo brasileño no ha dicho que no existan pruebas, como aseveran algunos de los afectados con su declaración.

Lo que el testigo sostuvo es que no existen recibos de las entregas de dinero no contabilizados, porque ningún políticos los entrega, y no quieren que se sepa que la empresa estaba aportando.

Estas pruebas serán entregadas a las autoridades peruanas, a través de la cooperación judicial internacional, cuando los fiscales peruanos indiquen qué hechos quieren certificar y qué necesitan.

Barata y los abogados de Odebrecht, que con este objetivo también estuvieron presentes en el interrogatorio, reiteraron al equipo del fiscal superior Rafael Vela Barba su disposición de colaborar con las autoridades peruanas.

En su declaración, Jorge Barata explicó a los fiscales que dentro de los archivos de la empresa y del Departamento de Operaciones Estructuradas existen registros de visitas, llamadas telefónicas, correos entre Lima y Sao Paulo de cada pedido de dinero para campañas que se hizo y para qué candidato era el dinero.

Luego, existe el registro del movimiento del dinero desde que salía de las cuentas reservadas hasta lo que era entregado en efectivo. Ese movimiento se puede corroborar y ayudará a construir el rompecabezas.

Además, señalan los fiscales brasileños, toda esta información está en los sistemas My Web Day y Drousys que tiene incautado el Ministerio Público de Brasil y que conocen Estados Unidos y Suiza. Las pruebas saldrán y se entregarán al sistema judicial peruano, dicen en Brasil.

Fuente: larepublica.pe

También te podría gustar...