La gran familia Díaz | que en su época batieron record güines, al conformar un equipo de fútbol

Continuando con las historias de los grandes futbolistas de Huaral, hoy no solo hablaremos de un jugador, sino de una gran familia, que en su época batieron record güines, al conformar un equipo de futbol, el padre con sus diez hijos, se trata de la familia Díaz Martínez.

Del matrimonio de don Carlos Díaz Valle y doña Laura Martínez Gonzales, de la hacienda Caqui, nacieron 10 hijos varones y 2 mujeres, conformando el histórico equipo de la familia Díaz de Huaral. Ya jóvenes, los hermanos Díaz integraron el equipo del juventud Caqui, pero al pasar los años, por motivo de trabajo, unos emigraron a la Hacienda Jesús del Valle y otros a la Hacienda Miraflores, integrando desde esa fecha, el gran equipo del “Oscar Berckemeyer” donde jugaron los hermanos: Vicente, Luis, Carlos, Juan, Román, Hipólito, Angel y Benedicto.

De todos aquellos hermanos, los que más destacaron fueron, Angel y Román, quienes llegaron a jugar en esa época en el fútbol profesional por el Deportivo Municipal, con Luchito Suarez, un arquero extraordinario. También jugaron en el Mariscal Sucre, destacando en partidos amistosos y oficiales en todo el país, Angel era un puntero izquierdo, veloz y de una pegada muy fuerte, pero su mayor virtud eran sus centros milimétricos al área de gol, y aun la hinchada del Berckemeyer lo recuerda, cuando en un amistoso en el estadio de San Marcos, enfrentando al ciclista lima. Le anotó un golazo al arquero de la selección nacional, Rafael Asca y, fue tan fuerte el disparo, que rompió las redes del arco. Román era un foward centro, de juego rápido y definidor, por alto y por bajo era muy temido por su potencia cuando ingresaba al área de gol. Por todos estos atributos, integraron conjuntamente con el menor de los hermanos, Benedicto Díaz, más conocido como “CASINÓN”, la selección de Huaral, obteniendo grandes triunfos en los campeonatos nacionales. De aquella época, acompañado de grandes jugadores como, Guañil Salguero, Los hermanos Zavala de Pasamayo, Hernán Muñoz, Los Alzamora de Aucallama, cunco Silva, Rubén Silva, casi la mitad de la selección Huaralina eran de Jesús del Valle, y el entrenador era don Luchito Mata, el más experimentado de la época.

Benedicto Díaz “CASINÓN”, como último de los hermanos, integró también el equipo del Oscar Berckemeyer en la copa Perú, donde enfrentaron al Ocopilla de Huancayo y al Octavio Espinoza de Ica, quién los eliminó del campeonato con gol de “Mui Mui” Franco, al siguiente año, Benedicto reforzó al Aurora Chancayllo, en la final de la copa Perú, el equipo contaba en sus filas con los juveniles Pedrito Ruiz, Teodoro Wuchí, Torres y los hermanos Reyes.

La familia Díaz, a través de los años ha hecho y sigue haciendo historia, como Manuel Lobatón Díaz, que jugó por el Oscar Berckemeyer, Aurora Chancayllo en la copa Perú y por el Unión Huaral en la profesional; también Angelito Díaz, que en algún momento hablaremos de él, de sus fructífera carrera deportiva como jugador el Unión Huaral, donde marcó el primer gol de la historia profesional del equipo pelicano en el año 1974, frente al Mariano Melgar de Arequipa; también fue campeón de la copa Perú con la Palma de Huacho en el año 1978. Ya los más jóvenes de la familia Díaz como Rony Díaz, Carlos y Miguel Díaz de caqui, Alonso, Fredito, Cesar, Gonzalo, Ademir, Luis Angel y muchos más Díaz que siguen defendiendo diferentes equipos como sus ancestros, buscando la gloria en el fútbol Huaralino y Nacional.

Esta es la familia Díaz Martínez, peloteros al 100% y que cada vez que juega un partido, ponen alma, corazón y vida, porque jugar al fútbol el su pasión.

Benedicto y Angel Díaz

También te podría gustar...