EL HOSPITAL DE CHANCAY BRINDA RECOMENDACIONES PARA DISFRUTAR DE UN VERANO SALUDABLE

Lávate las manos antes de consumir alimentos y después de ir al baño, ya que en las manos sucias se concentran las bacterias que causan enfermedades.

Separa los alimentos crudos de los cocidos (listos para su consumo), consérvalos en recipientes separados para evitar el contacto entre ambos. Recuerda que los alimentos crudos como carnes, pollos, pescados; pueden estar contaminados con microbios que se transferirán a las comidas.

Cuando acudas a un restaurante, exige que los alimentos estén completamente cocidos, en especial carnes, pollos, huevos y pescados, en las carnes verifica que no queden partes rojas en el interior ya que la correcta cocción mata las bacterias peligrosas. Además, solicita que te sirvan los alimentos cocinados bien calientes y los alimentos como ensaladas bien fríos, las bacterias se pueden multiplicar muy rápido si el alimento es conservado a temperatura ambiente.

Al momento de realizar tus compras, inicia por los abarrotes y culmina por las carnes, lee las etiquetas y fíjate en la fecha de vencimiento. Procura, luego de haber hecho las compras no demorar más de dos horas para guardar los alimentos en el refrigerador. Si encuentras productos cuestionados, vencidos o en mal estado ¡denúncialo!, es tu derecho y tu responsabilidad.

También te podría gustar...